Select Page

Estamos en un punto de quiebre nacional, en todos los ámbitos, en dónde día a día probamos que sólo la fuerza para levantarnos está en nuestra gente, con ello probamos nuestra realidad donde nos hemos fallado colectivamente, cuando permitimos que la minoría explote a la mayoría, tiempo donde la democracia da lugar a que la minoría gobierne a la mayoría, en donde la nación quita el derecho a sus ciudadanos de progresar en su derecho a la autonomía, en contra parte existen más títeres de un sistema global que justifica la explotación de la tierra y sus especies, donde nosotros como seres humanos somos los que al final sufrimos, donde compramos la idea de una felicidad material y el espíritu dejo la conciencia. Parece que hemos olvidado qué es la salud?

Hoy, estamos obligados a fijar un solo objetivo nacional, como hermanos, para dictar un nuevo rumbo a favor de nuestro país, en el que la base de la nueva doctrina sean los principios que tengamos como individuos, el lugar que le damos a la tierra. Necesitamos una generación decidida a redefinir lo que nos hacer ser mexicanos para establecer las bases de nuestro lugar en la tierra, pues de ello
depende el futuro que viviremos.

Seamos mexicanos conscientes y activos por el derecho a nuestro progreso, ya que nadie hará algo por nosotros mismos. Todos tenemos el deber de limpiar nuestra casa, pues no tenemos otra a dónde ir, esa es nuestra realidad. En cada ciudadano decidido a hacer cosas por él que nadie se atreve a hacer, está la clave. Un cambio de pensamiento es el inicio de un gran movimiento.

La tierra ya movió nuestra conciencia, ahora a nosotros nos toca actuar en conciencia por nuestra Madre Tierra.