Select Page

Que tanto tiempo existe en la mente del TODO creador, que lugar dio a nuestra existencia, el razonamiento del propio ser incapaz de comprender lo que somos, individualmente y colectivamente, probamos fallar en entender, que absolutamente todo está interrelacionado, la dependencia que tenemos los humanos de los humanos es total, sin embargo demostramos una falta de atención por nuestra propia especie, una sociedad más preocupada, por sus mascotas que por aquellos iguales a ellos pero sin condición de status o económicamente hablando dinero , el que no puede pagar una torta pues no se la come, mas preocupados por el maltrato animal, que la realidad de la injusticia del día a día, producto de un sistema capitalista que hoy se convirtió en fascista, preocupado más en generar divisas, que asegurar nuestro futuro, donde se mide el progreso en dólares, en lugar de autonomía y respeto al entorno, a las especies que logran su supervivencia de la pura realidad de millones de ciclos de evolución, donde lo único que a permitido este fluir de diversidad es la naturaleza y la libertad de prosperar por la sana competencia y aprovechamiento del entorno,  aquellos humanos que supieron venerar cada ciclo recibido, que del cuidado de la comunidad se erigieron imperios… hoy lejos nos encontramos del tiempo del ensueño, donde el hombre y el TODO eran uno, la simpleza del pensamiento total, puesto en cada momento a la conciencia de esa divinidad que existe en la vida pura, donde se encuentra el lugar para hacer de la existencia y la oportunidad de ella algo sagrado, aquella humanidad de mujeres y hombres que fueron uno en el sagrado cuidado de la Tierra, y es que acaso ellos sufrieron de nuestra misma realidad? me cuesta comprender que hoy no logremos valorar que somos esos millones de períodos evolutivos, hoy como miembro de la New York Health Foundation me avergüenza tener que saber que llegará el día que me toque explicarle a mi hija, lo que somos y lo que no.

Los mexicanos ni los americanos ni rusos ni chinos, ni todas estas banderas y creencias, que se radicalizan en la forma de un pensamiento religioso, o simplemente sin tolerancia, sin compresión, producto de un consumo sin razón, de un desperdicio y envenenamiento de nuestras fuentes, y a ello me refiero nuestros ríos, los mares, aquellos pocos lugares que nos daban esperanza por parecer fuera de la garra del hombre, hoy arden en llamas, lejos de reconocer el impacto de algo que científicos, así como la conciencia de aquellos que en la base de su simpleza y humildad han podido aprender de cada ciclo, de comprender su repetición de entregarse a la Tierra, para levantar cosechas ciclo tras ciclo para alimentar a una humanidad que engulle y engulle cada vez más que lo que aquellos pobres humanos que cargan en su pobreza promesas de populismo, de evangelistas con múltiples transformaciones, que lejos de comprender e iluminar, polarizan y atizan de miedo, un poder aún mayor de algo que es simplemente invisible, el capital de corporaciones sin sentido, que cuantifican la economía de explotar los problemas, lejos de la realidad a la solución de la hambruna, de la salud, la seguridad, educación, libertad… chupan el derecho del libre progreso de la autonomía a los usos y costumbres, hoy me cuesta comprender como seremos pocos los que lograremos inyectar al mundo pesado y cargado de ideas materialistas, una justa cantidad de moralidad, no de esa que se dice mocha, sino de aquella que se vive siendo lo que se cree, logrando ser en nuestros núcleos, empezando por  la familia, ese ejemplo de lo que vale la pena vivir por, asegurar un futuro de justicia y oportunidad para las especie, que ya pocas nos quedan de aquello que fuimos, hoy nos toca dar la VIDA misma por asegurar una nueva ola de pensamiento… semillas que hoy sembramos y que daremos nuestra existencia misma por asegurar que ideas de respeto, reconocimiento que la Tierra VIVE al igual que cada célula que nos hace ser, que solo comprendiendo que lo que les aflige a los de abajo es la limitante a nuestro propio crecimiento, queremos llegar a marte sin antes comprender el porqué de nuestro derecho en la Tierra, tenemos cortos momentos para enderezar la realidad de lo que como humanidad somos para nuestro entorno, tenemos todo el poder, solo esta en los pocos decididos a saber dar hoy el paso que nuestros hijos necesitan, es un paso de una VIDA completa de entrega y dedicación a una sola idea, el darnos para en cada cosa que hagamos pensar qué Mundo queremos dejar a nuestros hijos, confió en la infinita mente del TODO creador para sabernos instrumentos puros de su actuar, manifiesto la conciencia para saber que el camino comenzado es producto del magnífico espíritu del ser humano para adaptarse, tomar conciencia del entorno y regresar cada quien a sus estrellas… por ti Luciana juro una vida de entrega y sacrificio para lejos del deseo de lo mundano y material generar para acumular transformar y empoderar, a una nueva humanidad que dictara el rumbo del regreso al ser uno con la fuente, nuestra madre que hoy VIDA que sea todo para aquel que logre comprender, nada para el inconsciente.